Comidas escolares

En Mary’s Meals, nos centramos en un objetivo: que todos los niños reciban una comida nutritiva diaria en un centro educativo.

Estas comidas, capaces de cambiar la vida de las personas, atraen a las aulas a niños que sufren hambre. Las comidas les llenan los estómagos y así tienen más energía y oportunidades de aprender, y les da la posibilidad de optar por un futuro mejor. Las comidas también ayudan a familias que sufren para poder alimentar a sus hijos, a la vez que representan una ayuda para la economía global del país.

Nuestros programas de comidas escolares pertenecen y son llevados a cabo por nuestros voluntarios de las comunidades a las que proporcionamos comidas. Por ejemplo, hay 80,000 voluntarios en Malawi que se turnan para preparar, cocinar y servir las comidas diarias en las escuelas.

Los comités de comidas escolares, compuestos por padres de familia, profesores y voluntarios, son fundamentales para el desarrollo de nuestro trabajo y una de las primeras cosas que se establecen en cualquier área que vaya a recibir comidas de Mary’s Meals. 

Nuestros monitores trabajan muy de cerca con estos comités. Visitan escuelas con regularidad con el fin de asegurarse de que los preciados ingredientes que proporcionamos se cocinen y se sirvan correctamente, así como para ofrecer entrenamiento y dar ánimos a los voluntarios de la comunidad. 

Siempre que es posible, servimos productos que se producen localmente. Esto ayuda a la comunidad local y a sus agricultores y granjeros, así como a su economía más amplia. 

Los estudios realizados han demostrado que las comidas escolares implican una amplia variedad de impactos positivos, ya que los niños que no son víctimas del hambre son capaces de aprovechar al máximo la educación que reciben.

Unos 61 millones de niños víctimas del hambre no van a la escuela.
A fin de sobrevivir, tienen que trabajar o pedir limosna. 
Incluso si consiguen ir a la escuela, el hambre afecta su capacidad de aprendizaje.

Existen muchas maneras diferentes de ayudar, brindando su tiempo, dinero, ideas y oraciones.